DíAS DE CAMPO

Sitio hecho con Indexhibit

En el pueblo maya de Xocén, en la parte oriente del Estado de Yucatán, existe una leyenda que ha pasado de generación en generación. Se habla de un libro sagrado que fue entregado por Dios Hecho Hombre al pueblo maya en tiempos remotos, un libro parlante del tamaño de un humano que sangra si se le pasa más de una página al año y ofrece el control del mundo a quién lo posea. Este misterioso ejemplar está perdido desde los años cuarenta.

Durante su periodo como presidente de México, Carlos Salinas de Gortari asignó poderes y recursos extraordinarios al Instituto Nacional Indigenista para la búsqueda exhaustiva del Libro Sagrado de Xocén, a pesar de las recomendaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia por la falta de fundamentos históricos. Llama la atención el interés de un cuerpo político por controlar fuerzas mágicas que sobreviven en nuestras mitologías.

Este libro es fruto de una investigación que Samantha Cendejas y Jesús Pérez Caballero realizaron en 2017. Cada uno de los hechos descritos, a excepción de un par de licencias poéticas, provienen de entrevistas, hemerografía, documentos desclasificados, testimonios y otras fuentes verificables. Por eso está escrito en clave de informe, firmado por los servicios secretos de dos naciones, con sus logotipos oficiales, para jugar con su eventual infiltración, su llegada a las manos indicadas, su potencial peligrosidad.

Encontrar el libro sagrado es, al fin y al cabo, una empresa futil. Pero vemos en publicar la investigación una oportunidad para retomar la discusión respecto a la mística-política que nos gobierna.

Sobre el posible paradero del libro sagrado y sustraído de Xocén es un título editado por Servicios, el tiraje es de 300 ejemplares.
Servicios es una editorial que publica textos escritos por artistas y libros de arte que no esperan ser sólo vistos y coleccionados, sino leídos y distribuídos.
En ese sentido, con el propósito de colaborar a la cultura escrita, procura fabricar libros baratos, con papeles, formatos y tipografías amables para la lectura, privilegia contenidos que se benefician de su discusión, uso y movimiento para volverse relevantes.

Alan Sierra